¡Bienvenidos!

Imágenes, anécdotas y un poco de historia para elegir un pueblo donde ir

viernes, 7 de mayo de 2010

San Miguel del Monte

O simplemente Monte.

Aproximadamente a sólo 100 km de la Ciudad de Buenos Aires, se encuentra este hermoso y acogedor pueblo, con su laguna, su historia y sus gentiles anfitriones.

Dentro del partido de Monte, del que San Miguel del Monte es la cabecera, están las siguientes localidades:
San Miguel del Monte: 13384 hab.(2001)
Abbott: 511 hab.(2001)
Zenón Videla Dorna: 64 hab.(2001)
Francisco A. Berra

Visitas que aconsejo realizar a quienes van a Monte:

Rancho de Rosas
Casa del "Carancho González", lugarteniente de Rosas
Túneles debajo de la escuela Nº 16, de más de 200 años, que cruzan hasta la Plaza Virrey Vértiz a la que los montenses llaman Plaza España
Plaza Adolfo Alsina, junto al Palacio Municipal,
la Iglesia
Laguna de Monte y laguna Las Perdices
Museo Municipal

Ubicación geográfica



Se puede acceder fácilmente a Monte, yendo desde la Capital Federal, por la ruta nacional número 3. Queda "ahicito nomás". Se llega descansado, sin sobresaltos, sin estrés y sin prisa, a un pueblo que está como aguardándolo a uno, desde siempre.

Es tan generoso este poblado, uno de los más antiguos fundados en la provincia de Buenos Aires, que deseo fervientemente que pueda entrar en el blog todo el material sonoro, fílmico y fotográfico que trajimos, como recuerdo inolvidable de nuestra aventura.

La laguna de Monte

La Laguna de Monte se originó por la erosión producida por el viento que favorecido por la falta de vegetación, durante períodos de climas secos y desérticos, fue excavando en forma de abanico en un cauce fluvial preexistente.

Las aguas son alcalinas y medianamente duras; la concentración salina se produce por el mal drenaje, debido a la suave pendiente, y por la gran evaporación. El espejo de agua tiene un perímetro semicircular de 15 km, una superficie de 720 hectáreas, una profundidad máxima de 2,5 metros y una mínima de 0,50 centímetros. La alimentan afluentes periódicos, relacionados con el régimen de lluvias, el más importante de los cuales es el arroyo El Totoral. Desemboca en la laguna Las Perdices a través de un pequeño arroyo llamado El Rosario. Hay una compuerta entre ambas lagunas que nivela las aguas. El recorrido de las aguas de la laguna de Monte culmina en el Río Salado, que es el que está más abajo que Monte y Las Perdices.

video

Laguna Las Perdices: Las Perdices tiene una superficie de 1200 hectáreas, una profundidad máxima de 1,50 metros, cuenta con una exuberante flora y una considerable fauna. Está habilitada para la pesca deportiva y se accede a ella a la altura del Km 116 de la Ruta Nacional Nº 3.

Visitando el Museo de la Guardia del Monte

En la fotografía se puede ver una de las plaquetas identificatorias del Museo de Monte.



Réplica del sable corvo de San Martín San Martín le dejó a Rosas en su testamento, en el tercer lugar de sus legados, su propio sable, como muestra del reconocimiento por la labor de defensa de la soberanía de nuestro territorio, que el Brigadier General hizo durante su vida en nuestras tierras. El sable que se ve en la foto es una réplica exacta del que tuvo San Martín donado por un general ya fallecido.

El sable original, el que empuñara Don José de San Martín, se encuentra en el Regimiento de Granaderos a Caballo General José de San Martín, en el barrio de Palermo. Réplicas como la fotografiada hay 6.000. A la hora de la entrega de los sables, hoy se utiliza uno muy diferente del original y del que se ve en la foto.



Como se puede observar en las leyendas que tiene esta auténtica divisa punzó, de la época de Rosas, los federales no querían a los unitarios quienes, a su vez, le devolvían el sentimiento con la misma intensidad. Quien desee leer lo que dice la divisa, puede cliquear sobre la foto, en segundos se agranda y muchas de las pequeñas letras ya gastadas por el paso del tiempo, se hacen visibles.



Interesantes libros. Uno de ellos habla de la Guardia del Monte. San Miguel del Monte, que está sobre la márgen izquierda del río Salado, al sur del cual quedaba lo que en los siglos XVIII y XIX se denominaba desierto, era un pueblo de frontera entre la provincia de Buenos Aires civilizada y el desierto. El límite entre ambas era, justamente, el río Salado.
Su Majestad el rey de España, en 1760, aprueba el establecimiento de compañías para proteger los fuertes que se construyesen en la zona.
La zona de Monte estaba escasamente poblada tal vez desde 1745 o quizás antes. La zona era, precisamente, la denominada "frontera", donde chocaban los españoles con los habitantes nativos de las pampas. Era imperioso proteger la región, donde se realizaban matanzas de ganado y se hacían saqueos a las campiñas de los alrededores de Buenos Aires.
Recién en 1776, el virrey Juan José de Vértiz y Salcedo aceptó una reestructuración de la zona de fronteras y envió al teniente coronel Betbezé y Ducós para organizar la construcción de cinco fortines en la región. El 18 de noviembre de 1789 el comandante de fronteras Juan José Sardén informó al virrey que habían construído una capilla dentro del perímetro del fortín. Ese hecho es tomado como la fundación de San Miguel del Monte.

Iglesia de San Miguel Arcángel, declarada monumento histórico nacional.

video

En 1822 dispusieron quitarle tierras al partido de San Vicente para crear los partidos de Ranchos y de Monte, cuya ley fundacional data del 25 de octubre de 1864.

Rosas pensaba en una conquista del desierto diferente a la que realizó Roca. Deseaba rescatar a los pobladores que tenían cautivos los indios y deseaba llegar a acuerdos con los aborígenes para ponerlos bajo su mando, militar o civilmente.



Hermoso ejemplar del Quijote, editado en el año 1.868.



Como reconocimiento a la obra médica que realizó en la zona el Dr. Zenón Dorna, el Hospital de Monte, aún hoy lleva su nombre.



Viejo carretón de fines del siglo XIX.



Desde donde en la actualidad se encuentra la escuela número 16 de San Miguel del Monte, partían túneles subterráneos por los que podía transitar un caballo con su jinete montado. Cumplían una función de protección, porque ante la posibilidad de ataque de la indiada, por ellos podían protegerse o huir.

Lamentablemente, no se hizo un trabajo arqueológico adecuado, para recoger el material allí existente y efectuar la adecuada reconstrucción histórica diacrónica de todo lo que ofrecían, se dice que por falta de presupuesto; terminaron rellenándolos con tierra y recogiendo sólo algunas pequeñeces que no nos dicen demasiado de la época a la que pertenecieron.



Sedas, oros y sumo cuidado en la confección de estas prendas, para sacerdotes de la época.



Puede verse en la foto una prensa, que se utilizó más allá de los años '50 del siglo XX, con la que se le sacaba, justamente, por prensado, la sangre a las carnes semicocidas, con el fin de dársela para beber a los niños, por sus supuestas virtudes terapéuticas, fundamentalmente antianémicas. Hoy en día esa práctica, se sabe que carece de la utilidad terapéutica que se le adjudicaba y no se hace más.



Prensa pequeña, guillotina para hojas de papel y velero. En el velero, metálico y hueco, que en este caso era un instrumento para fabricar velas, se volcaba el sebo caliente. Ya había una mecha colocada en el centro, que salía por el pico, obturándolo como para que no se volcara la grasa derretida, se lo dejaba enfriar y así se fabricaban las velas para alumbrar.



Antiguo proyector de películas, teléfono y otras curiosas antigüedades.



Teléfonos que funcionaron en San Miguel del Monte.



Tijera para esquilar o tijera de esquila.



El Rancho de Rosas.

La construcción que se ve en el video perteneció realmente a Rosas. No se encontraba donde se la ve en la actualidad, sino en la Estancia de Don Juan Manuel, que estaba a unos 30 kilómetros de distancia. Fue trasladada al lugar donde está hoy sin que sufriera ningún tipo de daño y sin haber sido desarmada. Llaman la atención las puertas y ventanas de poca altura, cuya función era proteger a los moradores de que algunos de los integrantes de los malones de indios pudieran entrar en la casa con caballería incluida. Otra razón por la que las puertas tenían poca altura era porque el promedio de la estatura de los hombres de esa época era mucho menor que el actual, 1,55-1,60 metros contra 1,75 actualmente. El color rosado de las paredes de debe a que en aquellos años se pintaba con una mezcla de leche de vaca con sangre de animales carneados, generalmente vacunos. La mezcla del color rojo con el valor blanco resulta en rosa. La leche recién ordeñada le daba propiedades impermeabilizantes a esa pintura de la época, que no era rosa por casualidad, ya que Don Juan Manuel, había decretado que, en honor a su apellido, todas las casas debían estar pintadas de color rosado. También se utilizaba la cal para pintar, que tiene propiedades antisépticas, desinfestantes y desinfectantes, lo cual se sabía desde hacía ya mucho tiempo.

Esta pared, del Rancho de Rosas, tiene más de 200 años. Está construida con ladrillos de barro cocido y, para adherirlos, en lugar de cemento entre ellos usaron barro (adobe).



Videos sobre El Rancho de Rosas.

Videos: Vista exterior del Rancho y otras imágenes de interés.

video

video

11 comentarios:

  1. ups! dan ganas de ir. Casi tantas como a Santos Lugares a recorrer los lugares de Sabato o a San Pedro, los pagos de Abelardo Castillo. Y esos objetos son muy Roch style ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Rochitas! Que hayas dejado un mensaje es un honor para mí. Soy muy nuevo en el tema blogs. Me agradaría integrar tu blog como blog amigo. Veré si lo logro. No conozco Santos Lugares, pero el aguijón de crear este blog se me clavó hace muy poco y no me da el tiempo para conocer todo lo que deseo y subir todo el material que tengo.
    Nuevamente, gracias.
    Saludos cordiales,
    EGV51

    ResponderEliminar
  3. Esta bueno el blog, cuando viajamos a Bs As vamos conociendo la provincia y generalmente pasamos por Monte, nos gusta. Santos Lugares no conocemos tal vez en septiembre lo incorporemos...Saludos Auro

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu comentario. Santos Lugares es el lugar donde vive actualmente Sabato. Rojas es el pueblo donde él nació. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  5. Excelente artículo, muy bien redactado y completo. Monte es un lugar para disfrutar de la naturaleza, su laguna, su historia y su gente.

    ResponderEliminar
  6. ¡Muchas gracias, Villamil Propiedades, por su generoso comentario! Lo que describimos es lo menos que podemos hacer por un lugar tan completo como San Miguel del Monte. Saludos cordiales. eguivit

    ResponderEliminar
  7. hola esta muy bueno el articulo,he hido a san miguel de monte, de camping con mi novio en el camping municipal, y es muy lindo lugar es una tranquilidad.
    El unico de fecto que le encuentro, es en el camping minicipal, a mi y mi pareja nos a tocado dias de lluvia en monte, hubo carpas inundadas , el campo de polo que esta enfrete parece estar rellenado y el camping va en bajada a ala laguna y el cargado no deja entrar en el refujio a nadie y actua de muy malos modos, gente con chicos que an hido a esperimentar el ir de camping , no sabian donde ponerse , y estando una carpa armada en el refugio armada que era de un muchacho que cuida el camping , no quiso dejar armar las carpas en el refujio , ese camping tendria que rellenarse y el refuijo tendria que ser un poco mas amplio limpiar bien los dos baños , y permitir usar el refujio en caso de llueva todo el dia o este lloviendo fuerte, la gente no puede estar dentro de las carpas llenas de agua,
    y estaria bueno que para aumentar la gente en el camping pongan alquileres de botes dentro del camping.


    fuera del camping es un lugar hermoso lindo para todo tipo de actividades tanto como deporte, pesca, y largas caminatas alrededor de a laguna . los felicito

    noelia de san justo, buenos aires

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, Noelia!
    Muchas gracias por haber hecho un comentario tan completo.
    Me alegro de que te haya gustado lo que escribimos acerca de San Miguel del Monte.
    Te invito a que contnúes enviándonos tus opiniones que son muy valiosas.
    Saludos cordiales,
    eguivit

    ResponderEliminar
  9. Hola! Yo voy muy seguido x alla, xq mi mamá es de Monte y mi familia vive alla. Es la primera vez q veo que se pueden visitar los tuneles que desde chica me intrigan... podrias indicarme como hay que hacer o donde hay que ir para visitarlos? Me encanta la idea!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Karina!
    Muchas gracias por habernos enviado el mensaje.
    En el Museo de la Guardia del Monte nos informaron que los túneles fueron rellenados con tierra y no se pueden visitar. Igualmente, si querés más información sobre este tema, cuando vayas a Monte, te sugiero que vayas al Museo y preguntes más detalles allí.
    Estamos a tu disposición.
    eguivit

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! El anticuario más conocido se llama Coco Siri. Tiene su negocio en la zona céntrica de Monte. Cuando llegues, preguntá por él, a algún lugareño, ya que es difícil que no sepa guiarte hasta el lugar exacto donde están los galpones. Tiene de todo. Espero que tengas suerte cuando vayas.
    Saludos cordiales y gracias por escribir,
    eguivit

    ResponderEliminar